Frigiliana, pueblo malagueño

Frigiliana, ¡qué bonita eres!

“¿Qué ver en Málaga?” es una de las preguntas más buscadas en Internet por nuestros futuros visitantes, y además, una de las preguntas que más nos suelen hacer tras una visita al centro de la ciudad.

Y es que no me canso de decir que la provincia de Málaga tiene muchísimo que ofrecer. Para conocerla e fondo no basta con quedarse en la capital, hay que explorar un poco más… Y Frigiliana es una de mis debilidades en cuanto a pueblo malagueño se refiere. Siempre que la visitamos, acabo con una sonrisa y ganas de volver lo antes posible. Y no solamente lo pienso yo: entra dentro de la guía oficial de los pueblos más bonitos de España.

No te extraña, ¿verdad?

Frigiliana, ¿por dónde empezar…? Te puedo adelantar que te vas a enamorar de sus calles (estrechitas y empinadas), de su blancura (calado de blanco hasta las entrañas), su historia (que conocerás en cada uno de los azulejos que decoran las calles), sus rincones ocultos, su gastronomía, su comercio, su gente… No solo es especial por esto que te acabo de contar. Verás:

Mayores cuestas = mejores vistas

Calles empinadas de Frigiliana

Cierto es que Frigiliana peca de “empinadilla”, pero hay que comprender la localización geográfica que tiene, las vistas que te encontrarás al llegar arriba, que hacer ejercicio es bueno para tu salud y lo sabes… ¡y que merece la pena al 200% el pequeño esfuerzo!

Puertas de colores

Puertas de colores en Frigiliana, Málaga

Pa’ quedarse embobado mirándolas y haciéndole fotos. Aquí te dejo una pequeña selección de estas maravillas coloreadas en forma de piezas de madera. Dan ganas de llamar a todas y cada una de ellas.

Nerja a tus pies

Vistas al mar desde mirador en Frigiliana

Siempre solemos recomendar que se haga en el mismo día, y ya que andáis por esa zona, la visita conjunta a Frigiliana y Nerja, pueblo costero malagueño que se encuentra a la misma altura que Frigiliana, pero en la zona de la costa, a 15 minutos en coche. Otra merecida visita que te contagiará las ganas de dejarlo todo, prejubilarte y pasar el resto de tu vida en el lugar que vio nacer a Chanquete y a su barco.

Se me ocurren otras 6 razones más para animarte a visitar Frigiliana, pero prefiero dejar algo de suspense para el día en el que decidas ir. Recuerda: calzado cómodo, cámara con batería cargada y los sentidos y el alma bien abiertos.

¡Oye! Que en esta web, como en las demás, se usan cookies... Pero como aquí tratamos de malagueñizarte, las hemos cambiado por 'locas', el dulce más típico de Málaga. ¿Quieres probar una? política de cookies. Más información.plugin cookies

Venga, dame una loca y un cafelito para acompañarla. ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!