Almendras fritas con aceite de oliva y sal

¡A la rica almendra malagueña!

No es lo mismo comprarte un paquetito de almendras fritas en el supermercado de al lado de tu casa. Tampoco es lo mismo comerte esas almendras que te ponen en los bares, acompañadas de cacahuetes, pasas, garbanzos (¿¿a alguien le gusta esos garbanzos??).

Amigo, no hay NADA en el mundo mejor que comprarte un cartuchito de almendras fritas en las calles de Málaga. Ya sea primavera, verano, otoño o invierno, encontrarás a lo largo y ancho de la provincia malagueña vendedores ambulantes de almendras. Y se trata de una tradición histórica.

Puesto de almendras

La almendra es la mayor producción de fruto seco de la localidad (más de 16.000 hectáreas), siendo casi el 80% de la producción exportada. En la zona se cultivan de diversos tipos, como la almendra largueta (más alargadita), la comuna, la guara o la marcona (de gran tamaño y redondeada). Esta última es la más demandada y se utiliza principalmente en cocina y repostería. En el caso de las que encontrarás por las calles de Málaga, está frita con aceite de oliva, sal… ¡mucho ‘meneo’ y mucho amor! Su precio suele ser de 2, 3 y 4€, dependiendo de la cantidad de almendras por cartucho.

Puesto de almendras en el Mercado de Atarazanas de Málaga

En la ciudad recordamos con especial cariño a Pedro Hernández, uno de los almendreros más emblemáticos de la ciudad. Durante 22 años, este fue su oficio. Situado en la calle Nueva, todos los días se ponía a vender sus almendras al grito de “¡aaaaay, qué ricas!”. Desafortunadamente, falleció en febrero de este mismo año y su recuerdo nos hace sonreír a todos, símbolo de la tradición malagueña.

Pedro Hernández, uno de los almendreros más emblemáticos de Málaga

No solamente enlazamos la almendra con aquellas vendidas en las calles, ya que es un fruto muy presente en la tradición gastronómica local: salsa de almendras para las carnes, postres hechos con almendra, dulces de navidad, sopas, acompañamiento con queso y pasas malagueñas… ¡vamos, una delicia!

Las albóndigas en salsa de almendra es una de las recetas básicas de la cocina malagueña

Lo dicho: si quieres mimetizarte con el malagueño auténtico durante tu viaje, cartuchito de almendras al canto y a comer mientras paseas las calles de la ciudad. También puedes llevártelas de vuelta a casa como un original souvenir, claro que sí.

¡ADVERTENCIA! Cuidado… ¡porque son altamente adictivas!

¡Oye! Que en esta web, como en las demás, se usan cookies... Pero como aquí tratamos de malagueñizarte, las hemos cambiado por 'locas', el dulce más típico de Málaga. ¿Quieres probar una? política de cookies. Más información.plugin cookies

Venga, dame una loca y un cafelito para acompañarla. ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!